Make your own free website on Tripod.com
 
 

E s o t e r i s m o 

 LOS CHAKRAS. 



Por: José Luis Benlloch Gadea. 
Compositor de música de la Nueva Era.


 

Introducción

     La comprensión de estas enseñanzas que vamos a analizar en este curso, se aplica en el desarrollo (físico, intelectual y espiritual) del SER HUMANO; Si entendemos que el SER HUMANO de la palabra del sánscrito KHU - el que; MANU - mente, el que posee mente - aquel que piensa; Y a través del pensamiento o mente se llega a la COMPRENSIÓN de todo lo que nos rodea, acontece ésta en proporción al grado EVOLUTIVO que vamos adquiriendo en nuestras experiencias tanto en la actual como en anteriores vidas (reencarnaciones)... pero esto cada SER HUMANO opta por aquella SALIDA a la que se ha hecho merecedor tras un esfuerzo mayor o menor, según la capacidad de cada uno. Y ello permite DISCERNIR entre las infinitas opciones que les ofrece “el grupo social”, en el que ha NACIDO, CRECIDO y DESARROLLADO. Y por tanto, este curso, va dirigido a todos los SERES HUMANOS de buena voluntad.
 
 
La enseñanza tendrá como objetivo primordial dar a conocer LA ESTRUCTURA ELECTRÓNICA DE LA UNIDAD BIOELECTRICA, llamada SER HUMANO a través de los llamados CHACRAS, del sánscrito; rueda, circulo o Psico-Bio-Generadores (P.B.G.), nombre que adoptaremos a lo largo de este curso. 

 Por lo tanto LA SALUD FÍSICA como LA SALUD MENTAL del SER HUMANO y su conducta, dependerá del estado en que se encuentren. 

  Los Chacras, llamados también “Lotos” son palabras que aluden a 7 centros básicos de energía localizados en lo que suele llamarse el “CUERPO SUTIL”. Es el cuerpo psíquico superpuesto a nuestro organismo físico, es decir que corresponde a la parte más espiritual de nuestro Ser. Estos centros son puertas de acceso entre distintas dimensiones; en ello la actividad de una  determinada dimensión, 

pongamos por caso la emotiva, conecta con otra dimensión e interacciona con ella, como puede ser el cuerpo físico. Esta interacción a su vez, matiza nuestras actividades en el mundo exterior y nuestras selecciones con los demás.

 Tomemos por ejemplo la experiencia emocional del miedo, ella afecta d diferentes maneras a nuestro organismo. Notamos un hormigueo en el estómago, se acelera la respiración la voz y las manos tiemblan. Tales síntomas revelan nuestra falta de seguridad para enfrentarnos al mundo y entonces somos tratados por los demás en forma negativa, con lo que el miedo sé perpetua. Ni siquiera es necesario que derive de ninguna circunstancia real y presente, sino que puede ser un residuo de la infancia, que encerrado todavía en el chacra, determina nuestro comportamiento. De tal manera que cultivar los chacras es sanarnos a nosotros mismos liberándonos de viejas pautas restrictivas.
 
     Cada chacra representa su propia dimensión, y la suma total de los chacras forman en nuestro cuerpo una columna vertical llamada SUSHUMNA. Podemos concebirla como una “gran vía” por donde viajan esas energías.

 Tendidas junto a esa carretera, alrededor de ella o cruzándola encontraremos numerosas vías secundarias, como los meridianos de la acupuntura china y los miles de “nadis” que los indios descubrieron en el cuerpo sutil representan algo así como la red telefónica, las tuberías del gas o las canalizaciones.

 Son canales especiales para determinados tipos de energías, todas pasan por el mismo vórtice.
 
 Ejemplo:
 Extiende ambos brazos hacia adelante, paralelos al suelo y con los codos bien estirados, una mano con la palma hacia arriba y la otra con la palma hacia abajo.
 Abre y cierra ambas manos una veintena de veces, invierte luego la posición de las palmas y repite lo mismo. Con esto se abren los chacras “menores” de las manos. Para notarlos abre las manos y acerca las palmas poco a poco la una a la otra, empezando desde medio metro de distancia hasta que solo estén separadas algunos centímetros. Cuando están como a diez centímetros debes percibir como una bola sutil de energía, como si flotase en las palmas de las manos una especie de campo magnético. Animando la sensibilidad podrías notar incluso la cualidad giratoria de ese campo. Al cabo de pocos momentos la sensación desaparece, pero puede reemplazarse repitiendo la operación de abrir y cerrar las palmas de las manos como antes.

 En el plano físico los chacras guardan correspondencia con los ganglios nerviosos donde se registra una actividad, también con las glándulas del sistema endocrino. Pese a la interdependencia de los chacras con los sistemas nervioso y endocrino, no debemos imaginar que sean sinónimos de ninguna estructura del cuerpo físico, como tampoco el aura forma parte del cuerpo físico, sino que se superpone a él. Sin embargo sus efectos sobre el cuerpo físico son intensos; incluso se creen que los chacras articulan el desarrollo de aquel. Por ejemplo un exceso de plétora en el tercer chacra se manifiesta en forma de vientre abultado y tenso. Una constipación del quinto chacra podría revelarse como irritación de garganta o tensión de la espalda. Una conexión deficiente a través del primer chakra explicaría unas piernas huesudas o unas rodillas débiles. Incluso es posible que nuestra constitución física se halla determinada por el desarrollo de los chakras en vidas anteriores, recogiendo y actuando en el tránsito actual. En la terminología metafísica el chacra es un vórtice. Incluso la definición científica de un vórtice vale como la definición de un chakra: “torbellino o remolino hueco que se origina en un fluido en movimiento bajo ciertas condiciones. Su actividad giratoria aspira o repele dentro de su plano partículas y se crean pautas ciclónicas. Todo cuando coincide con su chacra en su plano específico de vibración resulta atraído hacia ese centro, procesando y retransmitiendo a su vez”.
 
    El movimiento giratorio es la pauta vibracional del chakra. Los de cada persona son únicos y exclusivos, aunque exista similaridad entre nosotros, como también sucede con los rasgos del rostro. Los movimientos y los hábitos reiterados general formas y acciones en el mundo que nos rodea. No obstante, la programación que recibimos de nuestros padres y nuestra cultura, la constitución corporal física, las situaciones en que nacemos y la información acumulada en vidas anteriores son también factores importantes. Los chakras pueden estar abierto o en cualquier estado intermedio. Me inclino por no admitir que existen chakras cerrados, ya que si tienen la misión de captar y transformar las energías (como más adelante veremos), para  alimentar los órganos y  
        Distribución de los chakras en el cuerpo.
 sistemas de nuestro cuerpo, me parece que si alguno esta cerrado, no captará y no enviará energía por lo tanto, todo el control energético con dicho chacra no recibiría energía, y  dicha zona carecería de energía, o sea, estaría muerta. Tales estados pueden ser los aspectos básicos de una personalidad durante la mayor parte de la vida del individuo, o variar de unos momentos a otros en función de las situaciones. Un chakra enfermo suele ser incapaz de cambiar de estado con prontitud, al hallarse “bloqueado” en situación de semicerrado, o de abierto. Entonces cuando debe intervenir la curación en el sentido de averiguar la causa del bloqueo y eliminarla.

 Tomando como ejemplo el 3 chakra (el del poder personal), una persona que lo tenga bloqueado posiblemente sentirá un terror, pánico ante la situación de tener que hablar en público. Para otro, en cambio sería, una oportunidad estimulante. Una persona que tenga el 1 chakra (el de la sexualidad) muy abierto, quizá disfrute variando entre un gran número de oponentes sexuales, mientras que otra, en quien dicho chakra se encuentre obstruido o bloqueado, quizá sufra incluso dificultades para mantener una relación monógama.

 Estos P.B.G. son siete, distribuidos a lo largo del cuerpo en el SER HUMANO.

 Se distinguen por su nombre, color, actuación etc. También rigiendo y actuando cada uno de ellos varios órganos internos. Los P.B.G. en sus colores guardan relación con las diversas tonalidades del arco iris.
 
 Los P.B.G. tiene una forma parecida a un embudo, por donde en su parte ancha, esta manifestada hacia fuera, donde giran en el sentido de las agujas del reloj y es por ahí, por donde recoge el color o vibración correspondiente, estrechándose hasta terminar en una forma de hilo conductor, que penetra por un determinado lugar en el cuerpo traspasándolo y llenándolo de energía a una vértebra determinada de la columna, alimentándola y a su vez distribuyéndola a los órganos que actúa.

 LOS CHAKRAS ó P.B.G.

 Esta palabra encierra un concepto de una gran amplitud. Etimológicamente significa, generadores de la manifestación biológica y de la manifestación psíquica. Es decir los P.B.G. tienen los elementos que regulan la actividad del cuerpo humano y tienen además una decisiva importancia en todo aquello que se refiere a la conducta.
 Los P.B.G. son los chakras de los orientales, podríamos decir que a lo largo de nuestro cuerpo y en paralelo a la columna vertebral existen siete baterías que se ocupan de energetizar, por una parte, una serie de órganos específicos como el estomago, hígado, intestinos, energetizados por el 3 generador, o el hipotálamo, la hipófisis, la glándula pineal energetizada por el 7º.

 Por otra parte y por diferente tipo de energías, así como por su diferente vibración entre ellas, la frecuencia vibratoria corresponde al número de ciclos por segundo que emite cada generador en su movimiento energético. Estos P.B.G. actúan como elementos eléctricos determinantes en un área de la conducta humana o nivel inconsciente y de reacción.

 A través de todos los tiempos las escuelas de conocimiento y filosóficas del planeta, se han referido a ellos, y sin embargo no nos consta, que se halla llegado a manejar este concepto con el rigor científico con que en la actualidad puede presentarse.

 La filosofía ha sido alcanzada por la ciencia que ahora puede abordarla y propulsarla sin grandes actos de fe, porque, ya la fe, ha de ser sustituida por el conocimiento, ya no se trata de aceptar pasivamente, se trata ahora de saber, de comprobar los planteamientos, los aciertos, las afirmaciones que se le hacen al hombre.

 Estamos y acabamos de entrar en la era de Acuario, la era de la mente, la era en la que su símbolo, que e el árbol, expresa cual es, o cual han de ser los nuevos conceptos que han de predominar, que han de manifestarse en la humanidad. El árbol es el viejo árbol del paraíso, el árbol de la ciencia y ¿porque no?. El llamado árbol del bien y del mal, porque en esta era, nuestra consciencia se ampliara, nuestra capacidad de raciocinio se expandirá y seremos capaces de discernir perfectamente, entre el bien y el mal. Es decir entre aquello que potencia o facilita nuestra evolución, y aquello que la detiene o la trastorna.

 En esta nueva era. De hecho la era de oro esperada desde hace milenios por la humanidad, tendrá lugar el gigantesco paso esperado, el paso al SUPERHOMBRE, y este paso, estará determinado por unos super-elementos minúsculos, estará determinado por la ordenación adecuada, y el funcionamiento correcto de esos microscópicos centros energéticos que son los P.B.G. o chakras.

 Estos 7 centros a la vista de los clarividentes, presentan una forma circular o rueda, que es lo que significa la palabra chakra (rueda), esta rueda está formada por una serie de elementos que los orientales llaman pétalos (también son conocidos como compresores), pero que a nivel científico tienen una conformación muy concreta. Y hablamos de nivel científico en cuanto a que es, si bien estos centros no han sido todavía admitidos por la ciencia tradicional, pero sí son utilizados ya, por grupos de científicos que están trabajando para la humanidad bajo unos nuevos parámetros, y aplicando estos conocimientos con un criterio amplio, conformada, dirigido esencialmente, al alivio del dolor, a la desaparición de la enfermedad, a la mejoría o perfeccionamiento de la estructura física y a la adecuación correcta de la conducta. Y es que estos centros, estos 7 P.B.G. tienen estas funciones.

 Vamos a contemplar la conformación de estos 7 centros, cada uno de ellos está constituido por un número variable de unos elementos llamados neutrínios, o compresores, unidos entre sí, y en forma circular, por una línea electrónica llamada KAPPA (K), estos compresores a su vez están conformados, por cierto tipo de partículas subatómicas, como son electrones y negatrones, dando lugar a un conjunto llamado electronegatrón, protones y positrones, dando lugar a otro conjunto llamado propositrón, la asociación de ambos conjuntos dan lugar a su vez, o conforman el compresor (ejemplo una margarita).

 Las energías que se reciben por el centro del P.B.G., son distribuidas y modificadas por los compresores que giran velozmente alrededor de ese punto central, y dirigidas a un centro situado a nivel del núcleo rojo; es decir; por debajo del cuerpo calloso en el encéfalo, donde son clasificadas y reacondicionadas, remitidas a su vez para coordinar el funcionamiento adecuado de todo un sistema orgánico.

 Cada uno de ellos, emite 7 factores, 4 de éstos corresponden al funcionamiento del cuerpo físico, y 3 determinan la manifestación de la conducta. Estos 7 chakras, además, tienen como decíamos antes, una función muy importante en relación con la conducta. Los orientales representan a los 5 centros inferiores, con 5 animales, y llaman a esta área inferior EL DRAGÓN DE LAS CINCO CABEZAS; dicen que, a este dragón hay que dominarlo, pero no matarlo, de manera que pueda ser domesticado y utilizarlo correctamente. Se abre con este nuevo conocimiento una etapa extraordinariamente llena de esperanza para la humanidad.
 
Principales chakras y su ubicación.
LAS LEYES QUE RIGEN A LOS  P.B.G. 
 

 FACTORES DE FUNCIÓN: 

 1º. - Cada P.B.G. tiene siete factores: los cuatro primeros actúan como factores        de todas y cada una de las substancias que intervienen en el metabolismo        celular. 

 2º. - Los otros 3 factores de cada generador actúan como elementos FÍSICOS        determinantes de la Conducta Humana a nivel inconsciente, instintivo y de        reacción. 

 3º. - Al ser incrementada la producción de cada factor se establece un sistema de         emisión continua por retro-alimentación o “feed-back”. 

 4º. - La actuación de un factor tiende a inhibir al mensajero opuesto. 

 5º. - En el equilibrio de la cantidad y calidad de factores NO INTERVIENE EN        CONTROL DE LA MENTE CONSCIENTE. 

6º. - De acuerdo al principio anterior es inoperante cualquier acto de voluntad,        decisión propia o programación mental para inhibir el Factor activado, pues       esto no producirá la activación del semejante opuesto, sino que creará un       desequilibrio afectando a otras áreas. 

 7º. - El equilibrio de los Factores Semejantes Opuestos produce el EFECTO DE EQUILIBRIO. 
 

 

 DESARROLLO DE LOS CHAKRAS

 El 1º de los centros es el centro de la SEXUALIDAD

 Está representado en la simbología oriental por una SERPIENTE COBRA. El sexo puede producir un ataque como el de la serpiente, repentino y mortal, pero al mismo tiempo, puede ser controlado y utilizado de manera que al desenroscarse la serpiente, active todos los otros centros. El control adecuado de esta serpiente, el estiramiento de la misma es lo que se conoce como desarrollo de la KUNDALINI, la serpiente de fuego que puede llegar a producir la iluminación, cuando se maneja esa energía, siendo una de las más potentes que tiene nuestro organismo y si ese manejo es adecuado, permite la activación de todos los centros, controlando y dosificando de un modo correcto, hacia el interior del individuo, tal energía.
 La práctica de las técnicas del KUNDALINI es la base del Yoga Tántrico o Trantrismo, que por desconocimiento de la  práctica  ritual, o acaso por la degeneración a que han conducido algunas de estas prácticas. , están un poco deterioradas, como concepto. (Correspondería a la era de Adán y Eva).

 El 2º generador, cuya actividad corresponde al de las EMOCIONES.

 Está representado por los orientales por un TIGRE, el tigre es capaz de estar horas absolutamente inmóvil, acechando a la presa. Y de un solo zarpazo y de un solo ataque, lo destruye. Efectivamente en el hombre las emociones pueden llegar a destruirle, y su ataque es violento y repentino, están agazapadas en el interior, pero al mismo tiempo el tigre, representando la elasticidad, la flexibilidad, la armonía del movimiento y las emociones controladas dan lugar a esto, precisamente a la armonía. (Correspondería a la era de Moisés).

 El 3º generador, cuya actividad corresponde a la violencia, pero más que a esta correspondería al temperamento, esta representando LEÓN.

 Es la fuerza, es la capacidad destructora, al mismo tiempo, debidamente  controlado es, la nobleza y el poder (ejemplo, una persona firme en sus decisiones, muestra hacia afuera el plexo, en caso contrario el miedo lo contrae y esconde). (Correspondería a la era de Jesús o de Piscis).

 El 4º generador, que rige el centro de los temores, está representado por una PALOMA.

 Animal aparentemente frágil y asustadizo, pero también, debidamente controlado audaz, audaz conscientemente. La paloma es un ave que dentro de su fragilidad es dura, de una enorme resistencia. (Correspondería a la era de Acuario).
 
  El 5º generador y la quinta cabeza del DRAGÓN, controlan las ambiciones. 

  Está representado por una ABEJA. En su aspecto negativo es el atesoramiento el deseo de poseer cosas. En su aspecto positivo, la predicción, la laboriosidad. 
 
  Estos cinco centros inferiores, corresponden a la manifestación de orden físico, los dos superiores, que están sitiados en la cabeza, corresponden a la espiritualidad, el 6º generador corresponde al intelecto y el 7º a la espiritualidad. Para poder comulgar con la verdadera “espiritualidad” no religiosa ni filosófica, sino la búsqueda interior y personal, antes, debemos entender al dragón de las cinco cabezas y domarlo, de lo contrario entrar de lleno en los chakras superiores -Intelecto y Espiritual- es una falsedad justificada personalmente, demostrando la falta de conocimiento personal. Esta falta de autoconocimiento lleva a la persona a ser arrastrada por corrientes, modas, gurús... tantas veces denunciado en el programa de radio de Onda Regional de Murcia “El último peldaño” y en esta revista. 

 
                    El Arbol Cabalístico
 A lo largo de la historia, estos centros han estado situados de diferentes maneras en el hombre, y a medida que el hombre ha ido evolucionando, se han ido aproximando, entre sí, para conformar una estructura distinta. En el principio y en tiempos pasados la forma que tenían era serpenteante, aún en el presente, en la mayor parte de la humanidad es así, pero su tendencia es al alineamiento, en una línea recta, hasta estructurar los cinco generados inferiores, que van desde la región sexual hasta la región de la laringe, y conformarán una barra vertical. Y los dos superiores que están situados en las glándulas pituitaria y pineal, conformaran una barra horizontal, dando lugar a una figura en forma de “T” o TAO, la TAO griega que representa la perfección.

 Por otra parte sus colores han ido variando también, si bien para el hombre de la nueva era, en  la nueva era que hemos entrado, la ordenación de los colores será la misma que los colores del arco iris, y esto es la nomenclatura en la que nos vamos a referir, pues al realizar los ejercicios prácticos y puesto que partimos de la base de que la energía sigue al pensamiento, vamos a basar el trabajo en sus colores óptimos y su ordenación óptima, para que así después de un tiempo que no será breve, hallamos conseguido la integración de esa “TAO”, correspondiente al SUPER-HOMBRE, a la cual nos iremos aproximando un poco cada día, cada vez que realizamos una de estas prácticas.

 Es necesario tener en cuenta también, otro aspecto muy importante, hemos oído hablar, sabemos lo que es un hábito, una conducta que se produce de forma automática, ante un determinado estímulo sentimos el deseo, la necesidad de andar, y automáticamente andamos, sin que tengamos que aplicar nuestra consciencia, al hecho de andar. Estamos habituados de andar, tenemos el hábito de andar.

 Hay determinadas formas de conducta que corresponden a hábitos, el hábito no es otra cosa que la conformación de un circuito electrónico dentro del patrón de regulación y control de nuestra actividad. Nos podemos preguntar como se contrae, o, como se consigue un hábito; decimos que la repetición de un acto, da lugar a otro hábito, pero esa repetición poco a poco va conformando un circuito electrónico, en nuestro patrón de conducta, y la energía ante un determinado estímulo, irá por ese circuito y nos hará actuar de una determinada manera, de un modo siempre semejante.

 Esto abre un panorama amplísimo para explicar ciertas conductas, y para que seamos capaces de comprender a nuestros semejantes.

 La voluntad nos sirve para eliminar un hábito, porque la voluntad, no puede romper un circuito electrónico.

 La voluntad nos puede servir para utilizar los medios para romper ese circuito, pero por si misma no los rompe. Cuando tenemos un tipo determinado de conducta, vamos a suponer una conducta agresiva, ante el menor estímulo actuamos con agresividad, “nos hemos propuesto muchísimas veces, no ser agresivos”, no obstante una y otra vez, volvemos a hacer. ¿ Que ocurre?, Que la energía disminuye por el circuito parásito, el circuito “habitual”, nos da fuerza a ese nivel de respuesta, de la que, después, generalmente nos arrepentimos. ¿ Cómo podemos romper ese circuito?. Por un procedimiento que se llama Psicodinámia, unas determinadas prácticas que rompen unos circuitos, parásitos a través de la meditación profunda en estados ALFA O BETA, o bien mediante las terapias de una nueva forma de medicina, que se conocen como medicina electrónica, que en definitiva, a lo que nos lleva es a la regulación y equilibrio en este aspecto de nuestros siete centros energéticos.

Murcia 11 de Julio de 1.998
J.L. Benlloch

 


NOTAS SOBRE EL AUTOR:
 
JOSE LUIS BENLLOCH GADEA es compositor e intérprete de música denominada de "nueva era". Tiene en el mercado su opera prima "ICARO", y está a punto de salir su segundo albun titulado "BIG-BANG".
Es naturopata, osteopata y quiropráctico.
Es miembro del Comite de Redacción de Estigia, responsable del área de Esoterismo y Nueva Era.
Para cualquier comunicación relacionada con este tema, o cualquier otro: e-mail 
 
 


PPágina Principal